Hoy vamos a aprender a preparar los chilaquiles rojos que son una receta muy tradicional de la cocina mexicana, anteriormente vimos la receta para preparar los chilaquiles verdes que es una receta muy parecida a esta solo que varían algunos ingredientes que hace que el platillo tenga un color distinto. Los chilaquiles son perfectos para prepararlos para un desayuno, los conseguirás hacer en muy poco tiempo y a tu familia seguramente le encantarán, anota los ingredientes:

  • 10 Tortillas
  • Medio litro de agua
  • 3 Tomates rojos
  • 7 Chiles serranos
  • 1/4 de Cebolla
  • 3 Dientes de ajo
  • Un manojo de epazote
  • Queso freso al gusto
  • Un bote pequeño de crema
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Forma de preparación

chilaquiles rojosLo primero que haremos será partir las tortillas en pedazos en forma de totopos, nos deben de salir de 5 a 6 pedazos por tortilla depende el tamaño que prefiéranos, ya que los hayamos cortado vamos a dorar los totopos en un sartén con bastante aceite caliente para hacerlos tostadas, al final retiramos del sartén escurriendo el exceso de grasa o quitándolo con una servilleta.

Ya tenemos las tostadas para nuestros chilaquiles rojos, ahora vamos a hacer la salsa para eso vamos a poner a hervir el medio litro de agua junto con los tomates, esto durante unos 30 segundos con el objetivo de poder quitarles la piel más fácil, retiramos los tomates, les quitamos la piel y los volvemos a poner a hervir junto con los chiles serranos, ya hervidos vamos a licuar los chiles, los tomates, la cebolla, los 3 dientes de ajo, sal y pimienta al gusto junto con el agua en que hirvieron los tomates, esta mezcla licuada será nuestra salsa que después vamos a sazonar en un sartén con un poco de aceite de maíz a fuego lento para que sazonen todos los ingredientes, agregamos el manojo de epazote y si hace falta sal agregamos un poco de caldo de pollo en polvo, dejamos a fuego lento.

Ahora cuando la salsa roja empiece a hervir le vamos a agregar los pedazos de tortillas fritas, ahora todo dependerá de como queramos los chilaquiles, si a tu familia les gustan aguados los deberás dejar bastante tiempo en la salsa, si a tu familia les gustan los chilaquiles tronadores deberás agregar las tostadas en la salsa y procurar que permanezcan en ella no más de medio minuto para servir rápidamente. Los chilaquiles rojos se sirven en un plato grande con bastante salsa caliente, cebolla picada finamente encima, un poco de crema y queso fresco rallado encima, y por supuesto a un lado no pueden faltar un poco de frijoles refritos que son el acompañamiento perfecto para este platillo mexicano, también puedes agregar queso fresco encima de los frijoles y a tu familia le encantará.

Si deseas acompañar los chilaquiles con alguna carne lo ideal es acompañarlos con pechuga de pollo cocida que puedes agregar al servirlos encima de las tostadas justo después de bañarlas con la salsa roja.