Hoy aprenderemos a preparar una receta muy mexicana que continuamente se prepara en distintas partes del país, una manera muy sencilla de prepararlos con un resultado delicioso, las enchiladas mexicanas contienen ingredientes básicos que podemos conseguir en cualquier super mercado, anótalos:

  • Medio kilogramo de carne de res deshebrada (previamente cocida)
  • Medio kilogramo de tortillas especiales para tacos (son un poco más delgadas)
  • Medio kilogramo de Queso oreado rayado
  • 250 Gramos de manteca de puerco
  • 1 Lechuga
  • 5 Tomates
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cebolla picada
  • 3 Cucharadas pequeñas de vinagre blanco
  • Caldillo de tomate
  • Sal a gusto

Forma de preparación

enchiladas mexicanasTodas las verduras las lavamos y desinfectamos muy bien, tomamos la lechuga y la vamos a picar finamente, la carne la vamos a salpimentar al gusto y la vamos a guisar con poco aceite en un recipiente. Los tomates los vamos a cocer en un recipiente junto con ajo, sal y orégano para después licuarlo y obtener una salsa. Tomamos un sartén donde vamos a colocar manteca y cuando este caliente, tomamos una tortilla, la pasamos por la salsa preparada y la guisamos por ambos lados en la manteca cuidando muy bien de que no se desbarate. La retiramos muy rápido del sartén, la rellenamos con la carne guisada y la enrollamos como flauta. Estas son las enchiladas mexicanas que vamos a servir agregando encima de ellas cebolla, lechuga y espolvoreamos un poco de queso, después bañamos con caldillo de tomate que debemos de tener caliente en un recipiente a fuego lento.

Opcional: Muchas personas agregan media crema encima de la lechuga, una combinación muy rica que podría gustarle a tu familia.

Cómo preparar el caldillo de tomate

Ingredientes:

Medio kilo de tomates
2 o 3 dientes de ajo
1 cucharada de vinagre blanco
1 poco de orégano
2 tazas de agua
sal o consomé de pollo

Forma de preparación

Lavamos los tomates muy bien y los cocemos en una olla con 2 dientes de ajo, el orégano, sal al gusto y las 2 tazas de agua. Ya hervido el resultado lo licuamos y volvemos a hervir, es en ese momento donde debemos de agregar el vinagre.

También podemos utilizar caldo de pollo al hervir el tomate y esto le dará un sabor muy rico, pruébalo.