El pollo es una fuente de proteína muy importante que nuestro cuerpo necesita para recuperar el desgaste muscular que tenemos durante el día y que mejor manera de consumirlo con un delicioso platillo de pollo al pesto con tallarines. Ten por seguro que hasta a tus hijos les gustará por su delicioso sabor y textura, así que ¡ah cocinar!

  • 3 Pechugas de pollo (previamente lavadas)
  • 250 Gramos de tallarines (puede ser otro tipo de pasta)
  • 1/2 Taza de piñones tostados
  • 4 tazas de albahaca
  • 2 Hojas de laurel
  • 1 Diente de ajo finamente picado
  • 1/3 De taza de aceite de oliva
  • 2 Cucharadas cafeteras de aceite de oliva (aparte del tercio de taza)
  • 1/4 De taza de crema
  • Sal y pimienta al gusto

¿Cómo se prepara?

Pollo con tallarines al pestoEn un recipiente mezcla los piñones, la albahaca y el ajo, sazonar con sal y pimienta al gusto, después toma la taza de aceite de oliva y ve agregando poco a poco hasta que se haga una pasta homogénea.

Corta las pechugas como tu gustes y sazónalas con sal y pimienta para llevarlas al satén caliente con la cucharada de aceite, cocina el pollo por 3 minutos cada lado hasta que se dore a fuego medio, apaga la lumbre y tapa para mantenerlas calientitas.

Cocina la pasta con agua potable, sal, las hojas de laurel y poquito aceite de oliva por 5 minutos aproximadamente a fuego alto cuidando que quede suavecita pero no muy aguada. Reserva ¼ de taza del agua en que se cocinó, la demás tírala y escurre bien la pasta.

Deja la pasta ya seca en la olla donde se cocinó y pon ¼ de taza de la mezcla que se hizo al inicio, agrégale la crema y revuelve todo uniformemente. Si gustas, puedes agregar el demás pesto, todo depende de cómo lo quieras.

Toma un plato, coloca las pechugas de pollo y por un lado la pasta.

¡Mmmmm que delicia! Ya está nuestro platillo, como para chuparse los dedos.

Tiempo de preparación: 20 Min
Tiempo de cocinado: 15 Min