Hoy una receta picosita con la que te enseñamos a preparar el pollo enchilado, un platillo que es sencillo de preparar y con el que hornearemos el pollo preparado con un exquisito adobo que haremos de una manera muy fácil, anota los ingredientes:

  • 1 Pollo en piezas
  • 1/2 Taza de vinagre
  • 3 Pimientas enteras
  • 2 Pizcas de mejorana
  • 1 Bolillo
  • 100 Gramos de chile ancho
  • 100 Gramos de chile guajillo
  • 1 Vaso chico de vino blanco
  • 4 Dientes de ajo pelados
  • 1 Hoja de laurel
  • 150 Gramos de cebolla blanca
  • 2 Clavos de olor
  • 1/4 Taza de agua
  • Sal al gusto

¿Cómo se prepara?

pollo enchiladoIniciamos esta receta, primero vamos a poner a remojar el bolillo en un poco de vinagre (sin gastarnos la media taza para la receta), dejamos el bolillo remojando y empezamos a preparar el pollo que primero vamos a inyectar con el vino blanco de una manera uniforme. Licuamos los dientes de ajo con la cebolla, el agua, el vinagre y un poco de sal y esta mezcla será nuestro adobo que utilizaremos par a untar el pollo que ya untado dejaremos reposando por un tiempo mínimo de 4 horas, mientras mas tiempo dejemos reposando el pollo en el adobo mejor sabor tendrá.

Continuamos ahora vamos a desvenar los chiles guajillos y los chiles anchos, los ponemos a hervir y cuando se vean aguados les escurrimos el agua y los licuamos junto con los clavos de olor, la mejorana, pimienta, la hoja de laurel y el bolillo remojado, ya que el pollo paso tiempo con el adobo anterior lo untamos con esta nueva mezcla teniendo cuidado de colocarla por todos lados para que el sabor quede igual en cualquier pieza, ya que está bien untado el pollo lo vamos a hornear en horno pre calentado a 250 grados centígrados durante un tiempo estimado de 45 minutos.

Pasado este tiempo revisamos el pollo y su cocimiento, lo bañamos con el adobo que haya sobrado o que haya quedado en la charola y lo volvemos a hornear de 15 a 30 minutos todo dependiendo del cocimiento que le falte. Al servir el pollo enchilado lo debemos hacer saliendo del horno acompañado de arroz blanco o puré de papa como guarnición.